bitcoin

Estamos en una era en la que la tecnología está reemplazando las antiguas formas de hacer las cosas. Ya nada es igual, desde coches sin conductor hasta coches eléctricos, o márketing impulsado por inteligencia artificial etc. También en las formas de pago hemos cambiado nuestra manera de hacer transacciones, desde hacer transferencias el línea o pagar con nuestra tarjeta en internet hasta inventar nuevas monedas digitales. Y es aquí donde los ciberdelincuentes están fijando sus nuevos objetivos.

La introducción de la criptomoneda

La moneda digital descentralizada busca de alguna manera cerrar la brecha de cambio de moneda extranjera ya que una moneda de un país tiene más valor que la de otros y se pueden producir quiebras como las de Venezuela o Zimbawe. Según Eyal Hertzog, cofundador y arquitecto de productos de Bancor y entusiasta de las criptomonedas desde hace tiempo: «Las criptomonedas como las conocemos hoy son solamente la punta del iceberg. En el futuro, veremos tokens para todo, desde artistas, obras de arte, hasta vecindarios, organizaciones benéficas y nuevas empresas. Se crearán nuevos modelos de red que integrarán estructuras de incentivos localizadas en comunidades en línea y fuera de línea en todo el mundo. En este momento, el proyecto Libra representa un punto decisivo, ya que Facebook, una de las corporaciones más grandes del mundo, ha entrado en la pugna junto con gigantes como eBay, Paypal y Visa.»

Las nuevas oportunidades que presenta la introducción de la criptomoneda son numerosas y con posibilidades crecientes. En los últimos años, han surgido muchas empresas de blockchain, lo que ha llevado a la creación de diferentes tipos de criptomonedas. Sin embargo, vivimos en un mundo en el que cada innovación es susceptible de atraer a la criminalidad. Es aún peor cuando todo esto comenzó como una herramienta para comprar armas y drogas en la «dark web». Las criptomonedas aún no han recibido la aceptación internacional que requiere debido a su naturaleza descentralizada, lo que hace más difícil su regulación.

La necesidad de educación sobre criptomonedas

Es sabido que los inversores de la antigua escuela como Warren Buffet no invierten en negocios que no entienden. Es por eso que se requiere más educación para que la entrada de la criptomoneda obtenga una mejor aceptación. También hay muchos inversores que no entienden el funcionamento de las criptomonedas y aún así invierten parte de sus ahorros sin tener conocimientos básicos para sacar alto rendimiento. Es por eso que los ciberdelincuentes aprovechan este espacio para actuar y se aprovechan de personas desprevenidas que no saben bien dónde están invirtiendo su dinero.

El futuro de las criptomonedas está aquí

China, una de las economías más grandes del mundo está planeando lanzar su moneda digital pronto. Según un informe de Reuters, Mu Changchun, subdirector del departamento de pagos del Banco Popular de China «el desarrollo de la moneda ayudaría a proteger la política de cambio de moneda del país a medida que se expanden las aplicaciones de esas monedas». Con China entrando en el mercado de las criptomonedas, el futuro de la moneda digital está más cerca que nunca.

Próximamente se espera que otras economías mundiales se unan a este nuevo proyecto sin embargo, el crecimiento que ha experimentado el mercado de la criptomoneda es masivo. Es abrumador porque su naturaleza digital abrió la puerta a las estafas de criptomonedas más importantes y una ventana para que los ciberdelincuentes lleven a cabo su cometido.

La amenaza cibercriminal

Los ciberdelincuentes que apuntan a la criptomoneda están creciendo en número de manera exponencial. El vicepresidente de Estrategia de Digital Shadows aseguró: «Los ciberdelincuentes siguen el dinero y en este momento ven un lugar no regulado e inseguro de las monedas digitales. Esta es una gran oportunidad para ellos para estafar a personas, negocios y ganar dinero fácil y rápidamente.

La solución: Una red privada virtual

Cuando se produce un fallo en el espacio digital, los ciberdelincuentes aprovechan para llevar a cabo sus actividades. Para evitar estas posibles acciones criminales, se puede optar por una VPN, que es una conexión encriptada a través de internet desde un dispositivo a una red. Esta conexión es altamente segura y garantiza que los datos confidenciales se transmitirán de forma segura y sin interferencia de personas no autorizadas. Si bien no existe un servicio VPN perfecto para todas las transacciones, elegir el mejor servicio VPN es primordial para asegurar la inversión en criptomonedas y garantizar que no se realizará ninguna actividad criminal durante esta transacción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario