Windows update mediante IA

A pesar de que no se ha publicitado tanto como lo ha hecho Google, Microsoft ha invertido mucho en Inteligencia Artificial y aprendizaje automático. De hecho, está utilizando esta tecnología para abordar un problema que tienen los usuarios de Windows: las actualizaciones defectuosas. Microsoft afirma que la Inteligencia Artificial puede ayudar a identificar sistemas que funcionarán bien con las actualizaciones, permitiendo a la compañía lanzar nuevas versiones más rápidamente y con menos fallos.

Parece que es difícil que podamos obtener alguna actualización de Windows sin que existan errores. Y es que el ecosistema de Windows es extremadamente complejo con innumerables variantes de hardware. Microsoft empezó a usar la IA para evaluar computadoras con Windows 10, versión 1803 (la actualización de abril de 2018). La compañía evaluó los resultados de la actualización y cargó todos los datos en un algoritmo de aprendizaje automático. Este sistema sirve para saber qué computadoras tienen menos probabilidades de encontrar problemas con futuras actualizaciones.

Empezando con las computadoras con la «mejor» compatibilidad con las actualizaciones, Microsoft puede enviar nuevas funcionalidades a la mayoría de usuarios en poco tiempo. Con la mayoría de las implementaciones del sistema operativo, las cosas se mueven muy lentamente al principio, mientras que las empresas permanecen atentas a los posibles problemas. Los ordenadores que según considere la IA podrían dar problemas, se verán obligados a ralentizar la cola de actualización mientras Microsoft pone a cero los problemas.

La primera implementación impulsada por IA fue un éxito, con tasas de adopción más alta que todas las actualizaciones anteriores de Windows 10. Microsoft amplió las seis métricas de PC originales a la friolera de 35 a partir del lanzamiento de Windows de mayo de 2019. La compañía afirma que esto hace que la orientación de actualizaciones aún sea más precisa, sin embargo, esto no garantiza actualizaciones perfectas. En la publicación del blog de Microsoft podemos contar más de 1809 actualizaciones desde finales de 2018. Ese lanzamiento utilizó tecnología de IA, pero eso no evitó un problema generalizado de eliminación de archivos que provocó que Microsoft detuviera el lanzamiento. La IA puede ayudar a determinar la compatibilidad, pero no puede determinar el origen de errores desconocidos como ese.

De todas maneras, Microsoft está satisfecho de los resultados con las implementaciones de aprendizaje automático. Según una nueva publicación en el blog, los sistemas elegidos para las actualizaciones por el algoritmo tienen menos de la mitad de las desinstalaciones del sistema, la mitad de los bloqueos en modo kernel y un quinto de los conflictos de controladores posteriores a la actualización. Con suerte, y gracias a la IA, tendremos menos problemas de actualización de Windows en el futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario