Actualmente, Huawey es el número uno en el ránking de teléfonos más populares en China y segundo, después de Samsung, a nivel mundial. La gran compañía tecnológica china es también un referente bastante popular en la industria de las telecomunicaciones. Recientemente, Huawey hizo un gran anuncio en referencia a sus planes de futuro con sus dispositivos portátiles y teléfonos que actualmente ejecutan Windows de Microsoft y Android de Google.

La compañía confirmó las declaraciones de Die Welt, en las que afirmaba que Huawei había estado trabajando en un sistema operativo alternativo a Android y Windows desde 2012. Huawei sostuvo que posiblemente eliminarían tanto Android como Windows si se veían obligados a prescindir de productos estadounidenses y que continuarían con el sistema operativo que ellos mismos han desarrollado.

«Hemos creado nuestro propio sistema operativo, si alguna vez se da la circunstancia de que no podamos utilizar los otros sistemas, estaríamos preparados», según afirmó Richard Yu.

Esta declaración de Huawey, llega justo unos días después de que la compañía decidiera demandar al gobierno de los EEUU por una impuesta prohibición a sus productos. Desde Estados Unidos afirmaron que las tecnologías de Huawei no son confiables y que ponen en riesgo la seguridad nacional del país. En respuesta a eso, Huawei respondió al gobierno afirmando que esas declaraciones eran «inconstitucionales».

A pesar de que Huawey siguió un plan B desarrollando su propio sistema operativo, la compañía preferiría seguir contando con los sistemas operativos de Windows y Android y espera que se solucionen las tensiones con Estados Unidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario