Jeff Bezos centra su nuevo proyecto en el target de la empresa de Elon Musk

El millonario jefe de Amazon, que últimamente ha visto como cancelaban el lanzamiento del cohete Blue Origin en su carrera espacial contra el Space X de Musk, ahora parece perseguir a Tesla.

La semana pasada, la empresa fabricante de camiones eléctricos Rivian, anunció que Amazon lideraba una ronda de inversión de 700 millones de dólares en la compañía. Esta declaración se produjo solamente unos días después de que Amazon anunciase una inversión de 530 millones de dólares en la empresa Aurora, una nueva compañía dedicada a la tecnología autónoma.

Mientras tanto, el Tesla de Elon Musk está generando unas ganancias escasas y se esfuerza por llevar el Modelo 3 de sedán del mercado general a los consumidores. Jeff Bezos parece aprovechar esta situación para invertir en este sector en un intento de secuestrar la industria, según dicen los expertos.

La inversión de Bezos en la empresa Rivian fue un «gran golpe en la proa de Tesla», según declaró a The Post Dan Ives, Director Ejecutivo de Wedbush. «Cuando se habla de los potenciales competidores de Tesla, Rivian es el que destaca».

En noviembre, Rivian presentó una camionteta pickup totalmente eléctrica y SUV (Sport Utility Vehicle), y planea sacarlo al mercado en 2020. Esta presentación se produjo solamente unos días después de que Elon Musk anunciase un pick up totalmente eléctrico como un vehículo futurista inspirado en la película Blade Runner.

Musk, que ha prometido un Tesla y un SUV para 2020 también, además del pick up para más adelante, ha afirmado que el pick up saldrá al mercado tanto si le gusta al público como si no es de su agrado.

Mientras tanto, el implacable Jeff Bezos está adoptando una estrategia de transporte cada vez más futurista. El mes pasado se descubrió que Amazon utilizaba grandes camionetas en la carretera que eran impulsadas por una tecnología de autoconducción de una nueva empresa llamada Embark. También en esas fechas, Amazon presentó un robot del tamaño de una cerveza que haría la función de conducir por los vecindarios entregando paquetes pequeños. En diciembre de 2016, Amazon ya creó una fuerte polémica con la patente de un diseño que llamó «almacén volador» que consistía en un dirigible de carga que desplegaba una flota de drones.

Según el analista de Davidson Tom Forte, Amazon está aprovechando la oportunidad para ponerse al día en un espacio que han dominado hasta ahora otros gigantes tecnológicos. «Debido a que llegan tarde al juego, no tienen la capacidad de comenzar el proyecto desde cero». «Mientras que en otros proyectos como entregas con drones o tecnología avanzada van muy por delante de la media, se estaban quedando atrás con respecto a la tecnología autónoma.»

Viendo que Apple ha despedido recientemente a 200 empleados desde su iniciativa de auto conducción llamada Proyecto Titán, Amazon ha visto en ello una oportunidad.

El analista de Morgan Stanley, Adam Jonas, dijo recientemente en una nota de prensa que los vehículos eléctricos son perfectos para las «redes densas» y las «rutas predecibles» en la red de distribución de Amazon. La inversión de Rivian podría ser el acontecimiento más significativo en la historia de los vehículos eléctricos desde que Tesla salió a bolsa en 2010, según Jonas.

Amazon no ha hecho comentarios sobre este asunto.

fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario