La línea de accesorios incluye los nuevos auriculares inalámbricos y un dispositivo para deportistas

Durante el evento de presentación de los teléfonos S10 y el nuevo Samsung Galaxy Fold, la compañía sur coreana también anunció su nueva línea de dispositivos portátiles de su familia Galaxy. La información que se filtró hace unos días sobre la aplicación móvil Galaxy Wearables de Samsung era cierta. En esta filtración se decía que Samsung mostraría un nuevo reloj inteligente, el Galaxy Watch Active, un dispositivo para deportistas llamado Galaxy Fit y nuevos auriculares inalámbricos llamados Galaxy Buds.

Galaxy Buds

Empezando por la sección de audio, los Galaxy Buds son el último lanzamiento de Samsung en el mercado de auriculares inalámbricos, popularizado por los AirPods de Apple. Samsung asegura que tienen seis horas de autonomía de la batería por su cuenta, con siete horas adicionales disponibles a través de su estuche de carga. Este estuche permite la carga inalámbrica y que puede cargar también los nuevos teléfonos Galaxy S10.

La compañía afirma que los nuevos Galaxy Buds son un 30% más pequeños que sus anteriores auriculares Gear Icon X. El difamado asistente de Samsung, Bixby, está integrado en los auriculares de forma predeterminada. Esto permite a los usuarios controlar algunas funciones de su teléfono con su voz como por ejemplo enviar mensajes de texto, responder llamadas, pasar canciones etc. Los auriculares se conectan a través de Bluetooth 5 y Samsung está promocionando una conectividad más fácil con sus propios dispositivos. La compañía dice que el audio de los Galaxy Buds ha sido sintonizada por su subsidiaria, AKG.

Galaxy Watch y Galaxy Fit

El Galaxy Watch Active cuenta con el mismo estuche redondo que los relojes Galaxy anteriores, sin embargo no hay bisel giratorio alrededor de la pantalla táctil de 1.1 pulgadas y 360×360. Los anteriores relojes de Samsung (antes conocidos como dispositivos Samsung Gear), tenían una parte de la carcasa que se podía rotar para interactuar con la interfaz de usuario cuando no querían usar la pantalla táctil. Ahora, Samsung parece haber cambiado de idea en sus nuevos relojes inteligentes, centrándose en en un aspecto más minimalista. Sin embargo, Samsung sí incluyó dos botones físicos en la carcasa del reloj, por lo que la interacción táctil no desaparecerá por completo. El dispositivo también tiene un diseño 5ATM resistente al agua.

Como su nombre indica, el Galaxy Watch Active, fue diseñado para rastrear la actividad diaria del usuario, tal y como hizo el Gear Sport. Samsung no entró en detalles durante la presentación, pero si el Galaxy Watch Active reemplaza al Gear Sport, seguramente monitorizará muchas más actividades además de los pasos diarios y el descanso. El reloj también tiene un monitor de ritmo cardíaco y un GPS integrados, tal y como otros dispositivos portátiles aptos para el ejercicio físico como el Apple Watch o el Fitbit Ionic.

El Galaxy Watch Active tiene un procesador Exynos 9110, 4 GB de almacenamiento interno, 768 MB de RAM, capacidades NFC para pagos, y una batería de 230 mAH que admite carga inalámbrica. Una de las maneras de carga inalámbrica consiste en colocar el reloj en la parte posterior del teléfono S10 y cargarlo utilizando la función de carga inalámbrica inversa del teléfono. Además, Samsung afirma que el teléfono también controla la presión arterial, aunque no ha explicado claramente el funcionamiento de esta característica.

Samsung está aplicando el mismo enfoque que Fitbit para los dispositivos portátiles al ofrecer a los usuarios más de una opción. Esto se traduce en que dado que muchos usuarios no quieren usar un reloj inteligente, Samsung presentó nuevas bandas Galaxy Fit para este segmento. El dispositivo incluye una pantalla táctil AMOLED de 95 pulgadas, un monitor de ritmo cardíaco, y tecnología NFC, pero no se menciona un GPS integrado. El diseño también es resistente al agua y su banda de goma lo hacen realmente cómodo para los entrenamientos. Samsung asegura que la batería de Galaxy Fit dura una semana con una sola carga.

Tanto el Galaxy Watch Active como el Galaxy Fit controlarán la actividad diaria y el sueño además de tener múltiples perfiles de entrenamiento en sus configuraciones. Los dos dispositivos también dispondrán de una función de manejo del estrés que recomienda a los usuarios pararse para respirar cuando la tensión es alta.

Los auriculares Galaxy Buds llegarán el 8 de marzo al mercado por 129 dólares, aunque vendrán incluidos con los teléfonos Galaxy S10 para aquellos que los reserven antes de esa fecha. El mismo día llegará el Galaxy Watch Active por 199 dólares y se pueden reservar desde el 21 de febrero. Para la Galaxy Fit habrá que esperar hasta el 31 de mayo, y tendrá un coste de 99 dólares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario