La compañía asegura que el reloj volverá en las «próximas semanas»

Apenas un mes después del lanzamiento de sus primeros relojes de pared Echo, Amazon ha tenido que retirar el producto por problemas de conectividad. Joanna Stern, del Wall Street Journal, fue la primera que publicó una noticia sobre este hecho y la publicación The Verge lo ha confirmado. Un portavoz de Amazon ha declarado que «Somos conscientes de que una pequeña cantidad de clientes ha tenido problemas con la conectividad. Estamos trabajando duro para solucionar esto y planeamos hacer que Echo Wall Clock vuelva a estar disponible en las próximas semanas».

El producto aún está visible en la web de Amazon pero con el estado «actualmente no disponible». Aún no se ha aclarado la fecha exacta de la puesta a la venta de nuevo del reloj, podrían ser unas pocas semanas, tal y como afirma la compañía o puede tratarse de un problema más profundo que lleve más tiempo de solucionar.

Tampoco está claro si existe una intención de la compañía de hacer un programa de reembolso, pero parece que Amazon devolvería el importe del producto en caso de estar experimentando problemas de conectividad. El dispositivo funcionaba con cuatro baterías AA y requería Bluetooth y WiFi para su configuración. Los comentarios en cuanto al error que presenta el reloj mencionan problemas de conectividad y que se perdía la conexión WiFi.

El Echo Wall Clock fue diseñado para usuarios que ya tenían un Echo standard y costaba 29.99 dólares. El reloj no tenía un micrófono o un altavoz incorporado. Los usuarios que tenían un Echo podían usar el reloj para mostrar los temporizadores con indicadores LED para ver el tiempo restante sin tener que preguntar a Alexa. A pesar de ser una idea poco pragmática, esperamos que Amazon encuentre una solución rápida y pueda volver a comercializar su reloj.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario